Must carry, must offer

Must carry, must offer

Los conceptos “must carry” y “must offer” provienen de la legislación estadounidense y son  entendidos en el contexto de las señales de televisión (TV) restringida, es decir, la que el usuario debe pagar para obtener el servicio, pues en dicho país, este sistema alcanza más del 95 por ciento de los hogares.

 

a)      Must Carry

 

El órgano regulador de las telecomunicaciones en Estados Unidos,  la Federal Communications Commisson (FCC), define el must carry como: “el derecho que tienen las estaciones de televisión de transitar por los sistemas de televisión restringida locales. Una estación que decide ejercer este derecho, no recibe compensación de dicho sistema de televisión. Las compañías de televisión satelital, pueden optar por ofrecer estaciones locales en un área de mercado designado. Si optan por ofrecer un canal, éste debe ser llevado a todas las estaciones en el mercado que sea requerido”.

Dicho de otra forma, el must carry se refiere a la obligación que tienen las empresas de televisión restringida (por cable o satelital), de incluir en las señales que transmiten a sus suscriptores, los canales de TV abierta, siempre que el concesionario de dicho canal lo solicite.

 

b)      Must offer

 

En México, la Comisión Federal de Competencia (CFC), ha señalado que must offer es el derecho  de las cadenas de televisión abierta para otorgar un paquete de contenidos que incluye sus señales, a todos los concesionarios de TV restringida que así lo soliciten, a una tarifa uniforme por suscriptor [1].

De tal forma, podemos señalar que must offer es la obligación correlativa al must carry, es decir, el must offer se refiere a la obligación a cargo de los concesionarios de TV abierta de ofrecer sus señales de televisión a todos los concesionarios de televisión restringida que lo soliciten.

La importancia de must carry y must offer radica en garantizar que las señales de TV abierta, al tratarse de concesiones públicas que se otorgan respecto de un bien de la nación (el espectro radioeléctrico), lleguen a todos los suscriptores de servicios de TV restringida, independientemente de la empresa que sea contratada ya que, de otra forma, podrían crearse ventajas para una empresa que sí cuenta con estos canales, respecto a otras a las que no se les haya otorgado la autorización para transmitirlos, en perjuicio de los usuarios de servicios de TV restringida que hayan contratado o pretendan contratar a una empresa que no cuenta con esa autorización, aún cuando estos se puedan recibir de forma gratuita sin el sistema de cable o satelital, por lo que dichos usuarios tendrían que “desconectar” o “desactivar” el servicio de TV restringida, cada vez que quieran recibir las señales de los canales de televisión abierta, generalmente con una calidad inferior a la que ofrecen los sistemas de televisión restringida.

En México, estos conceptos no existen en la legislación, por lo que depende de la voluntad de los concesionarios de canales de televisión abierta, la posibilidad de ofrecer sus canales para que estos sean transmitidos por medio de las señales que ofrecen las empresas de TV restringida, según lo establece el artículo 144 de la Ley Federal del Derecho de Autor:

 

Artículo 144. Los organismos de radiodifusión tendrán el derecho de autorizar o prohibir respecto de sus emisiones

 I.     y II. …; 

 III.   La distribución simultánea o diferida, por cable o cualquier otro sistema

 IV.   ….”

 

De la porción del artículo citado podemos concluir que, los concesionarios de televisión pueden autorizar o negar la transmisión de sus señales por medio de los sistemas de televisión restringida, de forma arbitraria y con las consecuencias señaladas con anterioridad.

 

 

1. Comunicado 02, Comisión Federal de Competencia, 13 de mayo de 2008, [consulta: http://201.161.46.75/index.php?option=com_content&task=view&id=4895&Itemid=204]

Must carry, must offer